Familia


Incapacitaciones


¿Qué significa incapacitar a una persona?


El procedimiento de incapacitación judicial es un procedimiento mediante el cual se quiere conseguir la declaración por la autoridad judicial de la incapacidad de una persona para regirse a sí mismo y la disponibilidad sobre sus bienes ante las dificultades que tiene para gobernarse y tener claramente afectadas sus facultades mentales.

En definitiva, incapacitar judicialmente a una persona supone limitar su capacidad de obrar y nombrar, por parte del juez, a una persona (física o jurídica) que pueda ejercer esa capacidad como tutor legal o como curador.

El procedimiento incluye el examen de la persona que se desea incapacitar por la autoridad judicial y por un médico forense. Si se considera la incapacitación, se dicta una sentencia en que se declara incapaz a la persona y se designa a la persona tutora que le sustituirá en los actos que tiene que realizar, disponibilidad de bienes, etc.

Preferentemente, ejercerá la tutela el cónyuge o el conviviente en pareja estable de la persona incapacitada, si hay convivencia; los descendientes mayores de edad de la persona incapacitada; los ascendientes del menor o incapacitado, salvo que se prorrogue o rehabilite la potestad parental; y los hermanos del menor o incapacitado.


Cuéntame tu caso

     

Éste sitio web usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra Política de Privacidad.